Quantcast
El tiempo en: El Puerto
Jueves 01/12/2022  

Valencia

Detenida por fingir su secuestro para llamar la atención de un amigo en redes sociales

Provocó la movilización de casi todas las dotaciones policiales disponibles para buscarla

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Redes Sociales.

Una joven de 20 años ha sido detenida en la ciudad de Alicante acusada de haber fingido su propio secuestro para llamar la atención de un amigo a través de las redes sociales, lo que provocó la movilización de casi todas las dotaciones policiales disponibles para buscarla, ha informado hoy la Comisaría Provincial en un comunicado.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada del pasado lunes cuando una patrulla de la Policía Nacional que circulaba por una calle de la zona del muelle de poniente de la capital alicantina fue requerida por un joven que caminaba apresurado por ese lugar y que, nervioso, comunicó a los agentes que una amiga suya le había escrito varios mensajes a través de una conocida red social en los que le contaba que dos personas armadas con cuchillos se la habían llevado a la fuerza.

La joven seguía relatando que con estos chicos ya había tenido problemas anteriormente a consecuencia de una denuncia, dándole verisimilitud a sus afirmaciones.

En uno de los mensajes, la comunicante le pidió a su amigo que se desplazara hasta un hotel ya que los supuestos secuestradores querían verle, si bien él prefirió avisar a la Policía.

Mientras tanto, la Policía Nacional activó un dispositivo especial de búsqueda de la persona que decía estar secuestrada y que seguía relatando que su vida corría peligro y que tenía mucho miedo.

Una vez que se comprobó que la persona que mandaba los mensajes era quien decía ser, la misma siguió contando que había sido trasladada a un domicilio de un barrio de Alicante y que allí, tras despertarse, estaba encerrada en un habitación donde había conseguido recuperar su móvil con el que estaba pidiendo ayuda.

Casi la totalidad de las dotaciones policiales disponibles en la ciudad se dirigieron hacía ese barrio, desde donde la presunta retenida decía que podía llegar a hacerles señas desde una ventana sin que sus captores se dieran cuenta.

Diferentes agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Alicante consiguieron localizar el domicilio habitual de la presunta secuestrada y se personaron allí, donde hallaron a la joven tranquilamente en su habitación.

Tras ser localizada manifestó a los agentes que ya la habían soltado y que ella misma se había desplazado hasta su hogar. Los policías la detuvieron acusada de un delito de desordenes públicos por simular una situación de peligro que provocó la movilización de los servicios policiales.

Al parecer, según la nota de prensa, la arrestada solo quería llamar la atención del joven al que había enviado los mensajes.

La detenida, de nacionalidad española y sin antecedentes policiales, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.

Según ha informado la Policía Nacional, simular ser víctima de un delito inexistente provocando actuaciones procesales conlleva una pena de seis a doce meses de multa.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN