Quantcast
El tiempo en: El Puerto
29/01/2023  

Mundo

Se estrella un avión Antonov de cargo cerca de Paleochori, en Grecia

Analizan la zona del avión siniestrado que viajaba desde Serbia a Bangladesh con ocho tripulantes a bordo y 11,5 toneladas de munición

Publicidad Ai

Restos del avión siniestrado.

Zona del siniestro.

Zona del siniestro.

Artificieros, bomberos y expertos en sustancias químicas están analizando desde esta mañana el lugar en el que anoche se estrelló en el noreste de Grecia un avión de carga ucraniano que viajaba desde Serbia a Bangladesh con ocho tripulantes a bordo y 11,5 toneladas de munición.

Según señaló a los medios locales el jefe del equipo operativo, el general del Cuerpo de Bomberos Marios Apostolidis, los primeros efectivos desplegados en la zona del accidente, cerca de la ciudad de Kavala, se encontraron con una situación "inestable", pues alrededor de los restos del fuselaje había enormes temperaturas, mucho humo y una "sustancia blanca" de origen desconocido.

Por ese motivo, se decidió reforzar el análisis del siniestro con especialistas en sustancias químicas y artificieros.

Según informó el ministro de Defensa serbio, Nebojsa Stefanovic, el avión, un Antonov AN-12, cargaba 11,5 toneladas de munición de entrenamiento para morteros y partió a las 20.40 hora local (18.40 GMT) desde la ciudad de Nis hacia Dhaka en Bangladesh, con escalas en Amán y Riad.

Los ocho tripulantes eran ucranianos y todos fallecieron en el accidente, cuyas causas se desconocen por ahora.

El avión pertenecía a una aerolínea ucraniana y había sido alquilado por una compañía privada serbia para la exportación de la citada munición, una operación que según subrayó Stefanovic era totalmente legal y había contado con la aprobación del ministerio de Defensa de Serbia.

El accidente ocurrió entre los pueblos de Paleochori y Antifilipi, en una zona agrícola, pero pudo ser observado desde ambos municipios, y según describieron algunos habitantes de la zona que también recogieron las imágenes de la caída con las cámaras de sus móviles, el avió cayó como una bola de fuego y posteriormente se produjeron numerosas explosiones que causaron un gran incendio.

Según los medios locales, el piloto había informado de un fallo en un motor por lo que pidió autorización para un aterrizaje de emergencia. Sin embargo, no logró alcanzar ningún aeropuerto porque se incendió uno de sus propulsores, y se estrelló poco después.

Las autoridades municipales de la zona pidieron a la población mantenerse alejados hasta que se aclare el nivel de toxicidad de la atmósfera, aunque los primeros indicios apuntan a que no hay contaminación. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN