Quantcast
El tiempo en: El Puerto
Jueves 06/05/2021

El Puerto

“La aprobación del Peprichye, pistoletazo de salida para la revitalización del centro"

Tras 30 años sin un plan especial, El Puerto se encamina hacia otra realidad bien distinta con la plena intención de revertir la imagen actual del centro

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Germán Beardo ante la aprobación del Peprichye.
  • "Este plan es una herramienta de desarrollo económico, prosperidad y creación de empleo, una verdadera oportunidad"
  • "Vamos a crear la Oficina de Rehabilitación con la finalidad de asesorar y ayudar todo el quiera realizar actuaciones en él y nos vamos a volcar"

El pasado día 28 el Pleno del Ayuntamiento de El Puerto aprobó de forma definitiva el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico y  Entorno, más conocido como Peprichye, contando con el voto positivo de todos los grupos políticos. También las opiniones fueron unánimes en considerar que este era un momento histórico para la ciudad.

El Puerto es una ciudad que enamora, y en cuanto se faciliten un poco las cosas a los inversores se van a generar proyectos

No es fácil encontrar un caso como este en  que una norma urbanística haya tenido tanto consenso, sobre todo en el hecho de su necesidad para una ciudad como El Puerto de Santa María que la ha esperado durante décadas y que ha visto cómo su ausencia ha sido la causa del decaimiento de su casco histórico. Con motivo de esta aprobación hablamos con el alcalde de El Puerto de Santa María, Germán Beardo.  

Germán Beardo ante la aprobación del Peprichye.

¿Cómo se siente el alcalde en este momento?

–Pues muy feliz y orgulloso de El Puerto y al mismo tiempo muy esperanzado en el futuro de mi ciudad por lo que este hito histórico significa. Lo primero que hay que resaltar es el avance que esta aprobación supone teniendo en cuenta que es algo que la ciudad lleva esperando más de 30 años desde que en 1980 por un real decreto el casco histórico fue declarado conjunto histórico artístico.

Desde entonces se han hecho algunos intentos que en ningún caso pasaron de una aprobación inicial, la última tan “in extremis” que ni siquiera dio tiempo a su publicación antes del inicio de este mandato, por eso nos propusimos conseguir la aprobación definitiva en el menor plazo posible, fue además un compromiso electoral y finalmente se ha conseguido. Hemos cumplido. Se ha hecho un gran esfuerzo para que en 22 meses se consiguieran realizar todos los trámites para la aprobación provisional y la definitiva,  y esto en el momento más difícil con 13 meses de pandemia.

Germán Beardo ante la aprobación del Peprichye.

En el Pleno todos los grupos políticos estuvieron de acuerdo en que es un momento histórico para la ciudad y la importancia que tiene esta norma que fue aprobada por unanimidad. ¿Es realmente tan importante?

–Sin duda alguna. El estado lamentable que presenta nuestro casco histórico puede tener varias causas pero la principal y más decisiva es la ausencia durante treinta años de un instrumento urbanístico como éste. Mire, lo que ha ocurrido es que durante estos años al no haber un plan las actuaciones en el casco histórico se han visto muy dificultadas.

La situación normativa era de provisionalidad y de medidas cautelares lo que hacía que cualquier obra desde la más pequeña como un adecentamiento de fachada hasta la más compleja como un proyecto de rehabilitación integral necesitaran de una doble autorización, la de la Comisión Provincial del Patrimonio y  la  licencia del Ayuntamiento.

Si ya es complicado y lento obtener una licencia, en el casco  lo es el doble. Pero peor aún  ha sido que al no existir una norma de actuación los promotores no sabían exactamente qué se  podía hacer y  qué no y estaban al albur de los criterios de la Comisión y del Ayuntamiento. Esto para cualquier proyecto significa más tiempo, más complejidad burocrática y más inseguridad jurídica lo que se traduce en más costes y en muchos casos en la inviabilidad económica de los proyectos.

En cuanto el Peprichye entre en vigor las licencias se tramitarán en El Puerto y las obras menores se podrán hacer por procedimientos más sencillos y respetando siempre los elementos protegidos por el plan.

Germán Beardo ante la aprobación del Peprichye.

¿Qué transformaciones verán los portuenses en la ciudad gracias al Peprichye?

–La aprobación del Peprichye es como el pistoletazo de salida para la transformación del centro histórico de la ciudad, ahora hay que trabajar intensamente para atraer inversión y que se emprendan proyectos de rehabilitación de edificios.

Lo que se podrá ver es que en el centro de El Puerto comience el proceso de rehabilitación, para que vuelva a repoblarse no sólo de residentes sino también de actividades económicas, culturales, sociales, administrativas y lúdicas, en un necesario equilibrio de usos que fomenten su completa revitalización.

Esta transformación no sólo es absolutamente necesaria para El Puerto sino que es una gran oportunidad económica. No me cabe duda de que el casco histórico de nuestra ciudad reúne unos atractivos potentes para la inversión en la construcción y otros negocios que van asociados a ella.

Siendo muy importante el valor de nuestro casco histórico desde el punto de vista arquitectónico, paisajístico y como identidad de la ciudad, es mucho más interesante la herramienta de desarrollo económico, prosperidad y creación de empleo que es este plan, una verdadera oportunidad para El Puerto.

No hay que olvidar que este plan no solo simplifica la tramitación y  allana el caminos a lo proyectos, sino que va a permitir cosas como la segregación y unión de fincas, hasta ahora imposibles, mas posibilidades de usos para los edificios y aumento de la edificabilidad en muchos casos, todo lo cual hará más atractiva la inversión.  

Tampoco hay que olvidar que  esta revitalización se reforzará con otros proyectos importantes que ya están en marcha como el Pasillo Amable, el desarrollo del Paseo Fluvial para que el Río Guadalete se integre en la ciudad, la rehabilitación completa del Hospitalito para convertirse en emblema de la historia portuense y gran museo de referencia patrimonial y turística, el futuro Museo de Cargadores a Indias con la rehabilitación del Palacio Araníbar o las actuaciones previstas en la Plaza de la Pescadería, con la futura expropiación del bloque de viviendas que todavía queda, y las pasarelas peatonal y de tráfico rodado que permitirán la integración de ambas márgenes del río en el casco histórico, entre otros proyectos públicos y privados que rehabilitarán casas palacios y pondrán en valor edificios de legado histórico.

Germán Beardo ante la aprobación del Peprichye.

¿Lo pinta usted como si el Peprichye fuera el maná caído del cielo?

–Del cielo no ha caído porque ha costado lo suyo, pero no exagero en absoluto. Con frecuencia los portuenses nos asombramos del impacto que nuestra ciudad tiene en nuestros visitantes  porque no nos damos cuenta de sus valores. Precisamente por esos valores fue declarado conjunto histórico artístico el casco, y la palabra conjunto es muy interesante porque se refiere  a que no se trata sólo de que haya una serie de edificios antiguos valiosos, sino que es todo el diseño del casco, el trazado de sus calles, las proporciones del caserío, las relaciones con el río, donde la ciudad presenta una fachada, el conjunto bodeguero antiguo y  el campo de guía.

El Puerto es una ciudad que enamora, y en cuanto se faciliten un poco las cosas a los inversores propios y foráneos se van a generar proyectos de rehabilitación que van a revitalizar nuestro centro histórico.  Ahora hay más de 150 proyectos  ideas o iniciativas esperando esta norma para poder hacerse realidad.

También tiene para mi mucha importancia que ahora se facilitarán mucho las cosas  y se abaratarán los costes para aquellos propietarios y vecinos de inmuebles del casco histórico que necesiten obras de reforma  o de mantenimiento de sus casas. Para aprovechar este potencial de nuestro casco histórico vamos a ser proactivos en promocionar El Puerto y atraer inversiones, vamos a crear la Oficina de Rehabilitación con la finalidad de asesorar y ayudar todo el quiera realizar actuaciones  en él y nos vamos a volcar en utilizar y yo  diría que hasta exprimir esa herramienta de inversión que hemos conseguido. Ha hablado usted del trabajo que ha costado llegar a esta aprobación definitiva.

¿Qué hitos ha tenido ese recorrido?

–Después de la aprobación inicial se hizo la exposición pública, la cual publicitamos y ampliamos a fin de recoger  el mayor número de alegaciones posible, queríamos que fuera un Plan de El Puerto contando con la ciudadanía y  que tuviera el mayor consenso, también por eso se  incorporaron todas las alegaciones que fue posible, un setenta por ciento de las presentadas. Después fue necesario conseguir los informes favorables de hasta 12 administraciones, además de los de las compañías suministradoras y de la propia administración local y todo esto en medio de una pandemia que suspendió plazos y dilató tramitaciones.

En este punto es obligado reconocer el trabajo de  la teniente de alcalde de Urbanismo Danuxia Enciso, de los funcionarios  que han intervenido en proceso y del propio equipo redactor  de Territorio y Ciudad, que ha respondido en tiempo y forma,  sin olvidar las aportaciones de la ciudadanía  que han contribuido a que este sea el mejor documento posible. 

COMENTARIOS