El tiempo en: El Puerto
Martes 05/03/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

El Puerto

Unión Portuense valora y contextualiza la liquidación de la deuda

"El mal llamado “superávit”, el remanente de tesorería, es el dinero que nos sobra del año anterior porque este no se ha gastado"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pleno liquidación. -

El pasado 16 de noviembre se celebró de manera extraordinaria un pleno donde el equipo de gobierno presentó una modificación presupuestaria de 25 millones de euros, con el objetivo de liquidar por completo la deuda histórica del Ayuntamiento, gracias al “superávit” de 22 millones de euros generado durante el año 2022. Desde Unión Portuense valoran el pleno extraordinario a través del siguiente comunicado:

Ante el mensaje grandilocuente del gobierno de Beardo, nos vemos en el deber de explicar y contextualizar a la ciudadanía en qué ha consistido este proceso de cancelación de la deuda, el cual, aunque es positivo para el Ayuntamiento no significa que haya sido gracias a una gran gestión económica, más bien todo lo contrario.

En primer lugar, tenemos que entender que el mal llamado “superávit”, el remanente de tesorería, es el dinero que nos sobra del año anterior porque este no se ha gastado. Un presupuesto se basa en un equilibrio entre ingresos y gastos, si año tras año tenemos una liquidación positiva, significa que ingresamos más de lo que gastamos.

Por lo tanto, muchos se preguntarán porque durante estos años no nos han bajado los impuestos (pese a ser una promesa electoral de Beardo), no se han realizado más inversiones o se han mejorado los servicios, porque ante la falta de gestión lo fácil es liquidar deuda. Está muy bien deshacerse de la deuda, pero si la deuda está controlada y su amortización bien planificada puedes hacerlo todo de una manera equilibrada.

Ante este panorama, ahora y no antes, Beardo finge que su plan maestro era ahorrar durante estos 4 años, para liberarse por completo de la deuda y poder actuar con libertad, o sea, reconoce de manera indirecta el marketing fraudulento de estos años. Donde nos ha bombardeado constantemente con humo, sobreviviendo políticamente de inversiones conseguidas en el mandato anterior, las fiestas de turno o la excusa de la pandemia como si solo hubiese afectado a El Puerto.

Entre otros mensajes exponen que no tenían libertad debido al Plan de Ajuste del Gobierno de España y la deuda que heredó del PSOE de 92 millones de euros, lo que no cuentan es que el Plan de Ajuste al que estábamos sometidos lo elaboró el propio Partido Popular municipal en el 2012 bajo las directrices del Gobierno de España el cual también pertenecía al PP.

También omiten que esa deuda fue originada por el propio PP, que cuando el PSOE entró en 2015 la deuda ascendía a 150 millones de euros, o sea el PSOE de 2015 se encontró con una deuda mucho mayor y con un Plan de Ajuste y un gobierno central mucho más restrictivo, y aun así mantuvo contratos en vigor, consiguió inversiones, etc. Que, aunque el PP de Beardo ha bajado la deuda a un ritmo un poco más alto que el PSOE, debido como ya hemos explicado antes, a ese aumento del “superávit” por la falta de ejecución, las cifras son muy parejas.

Según los datos que nos ha ofrecido el propio gobierno, la deuda al comienzo del mandato socialista estaba en 148 millones de euros, al final del mandato socialista y comienzo del mandato de Beardo la deuda total estaba en 92,6 millones de euros, o sea, el PSOE había cancelado 55,4 millones. A finales del primer mandato de Beardo la deuda estaba en 20,9 millones, por lo que el PP de Beardo había cancelado 71,7 millones. Una diferencia entre mandatos de 16,3 millones, lo cual no es para salir en la revista FORBES como nos quiere hacer creer el alcalde, y que repetimos proviene de una menor ejecución e inversión en la ciudad.

Por lo tanto, una vez llegada a esta situación de inoperancia nos parece comprensible liquidar toda la deuda, aunque no hubiese sido lo ideal. A su vez como es obvio no podemos compartir el mensaje triunfalista del gobierno, y criticamos duramente la gestión política del pleno donde abordamos el expediente, ya que nos avisaron del pleno con 48 horas de antelación, nos pasaron toda la documentación para poder estudiarla con menos de 24 horas, convocaron el Pleno a las 12:00 horas para obstaculizar la participación de la oposición, y no tuvimos ni un solo minuto entre la Comisión Informativa (espacio previo donde se resuelven dudas) y el Pleno.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN