Quantcast
El tiempo en: El Puerto
Martes 05/07/2022  

Educar para el futuro

Interpretando el pasado a conveniencia

Si dentro de varios siglos nos juzgaran a muchos de nosotros con los criterios de entonces es probable que no nos salvásemos

Publicado: 03/12/2021 ·
11:06
· Actualizado: 03/12/2021 · 11:06
Autor

Antonio Monclova

Antonio Monclova es biólogo, doctor en prehistoria y paleontología, master en arqueología y patrimonio

Educar para el futuro

Análisis, crítica y reflexión sobre las necesidades pedagógicas de la sociedad para difundir el conocimiento y la cultura

VISITAR BLOG

Los paleontólogos conocemos bien lo que es el actualismo geológico y cuando interpretamos cualquier acontecimiento del pasado de nuestro planeta sabemos que podemos hacerlo asemejándolo a lo que sucede actualmente.

Así, por ejemplo, la erosión del oleaje marino sobre las rocas de hace millones de años sucedió de la misma forma en cómo se produce hoy día, lo cual permite interpretar las huellas que dejaron los acontecimientos del pasado.

En cualquier caso sería como reconocer que ya sea hace millones de años o actualmente, todos los seres vivos se han alimentado y siempre han terminado por morir. Hay cosas en la naturaleza que siempre serán así.

Pero no existe el actualismo en Historia, porque los procesos no se desarrollaron bajo las mismas leyes y premisas actuales. La forma de pensar de las personas cambia a lo largo de las generaciones y las sociedades evolucionan, por lo que cuanto más nos fijemos en lo que hemos conseguido y mejorado más anacrónico veremos a los acontecimientos del pasado y a sus protagonistas.

Nos guste o no lo ocurrido en el pasado siempre constituirá los cimientos de lo que vino después y cuentan todos los hechos y todos los actores, los buenos y los malos. No creo que ya sorprenda a alguien el acongojante nivel hasta el que se tergiversa y manipula la realidad del día a día, por lo que es fácil imaginar la facilidad con la que se puede hacer lo mismo con lo sucedido hace mucho tiempo.

Pero claro, a diferencia de lo que sucede con el actualismo geológico, el pasado no se puede interpretar desde las posturas actuales, simplemente es imposible. Se ha retirado del ayuntamiento de Nueva York una estatua de Thomas Jefferson por su pasado esclavista.

Es cierto que el que fue tercer presidente de USA tuvo esclavos, algo de su época, pero también es cierto que fue uno de los redactores de la Constitución que puso los pilares fundamentales para que se alcanzasen los derechos y libertades que ahora disfrutan los norteamericanos (todos).

Seguramente hoy día Jefferson nos parecería un señor bastante rancio, pero si lo juzgamos en su contexto fue un hombre avanzado que realizo grandes progresos y por eso se le recuerda y por eso se han levantado estatuas en su honor. El anacronismo de juzgar los hechos del pasado desde los valores del presente es una locura absoluta. Lo que si deberíamos hacer es aprender de los errores del pasado, porque si se olvida lo esencial de cada contexto histórico se está condenando no solo el valor de los logros históricos sino de la propia historia.

Si dentro de varios siglos nos juzgaran a muchos de nosotros con los criterios de entonces es probable que no nos salvásemos. Fuerza y salud.

TE RECOMENDAMOS