Quantcast
El tiempo en: El Puerto
Miércoles 10/08/2022
 

Andalucía

Oslice Technology: el empujón a las pymes a la industria 4.0

Esta empresa emergente jienense se ha hecho un hueco importante en el mercado aportando soluciones innovadoras a la industria

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Marcos González Lozano es el socio promotor de esta empresa emergente jienense, que tiene su sede en Alcalá la Real.

Marcos González Lozano es socio promotor de Oslice Technology, una empresa emergente jienense que en menos de dos años se ha hecho un hueco importante en el mercado aportando soluciones innovadoras a la industria. Tiene puesto el foco en las Pymes industriales, especialmente en sector textil del plástico, a las que ayuda a dar el salto a la industria 4.0, es decir a la que basa sus procesos en las tecnologías de la computación. Actualmente esta en un importante proceso de expansión.

¿Qué es Oslice?

–Oslice Technology está en Alcalá la Real (Jaén) somos una empresa de Ingeniería industrial especializada en automatización avanzada de procesos industriales y soluciones de inteligencia artificial.

Dentro de esta rama damos una solución integral a cualquier problema o mejora, desde la parte de asesoramiento, diseño mecánico, automatización, gestión documental y tratamiento de datos mediante software, por lo que somos el aliado perfecto para dar soluciones integrales para catapultar procesos productivos hacía la industria 4.0.

Estamos en primera línea tecnológica por lo que conocemos de primera mano las novedades más punteras de aplicación en el sector industrial. Siempre con una filosofía de mejora continua e innovación.

Por otro lado, nuestro amplio conocimiento de la industria y los procesos productivos de los sectores donde somos especialistas, nos permiten ofrecer a los clientes una lista de soluciones paquetizadas que permitan una integración directa en sus procesos.

¿Qué reto se planteó la empresa y que reconocimientos habéis obtenido?

–Nuestro principal reto es acercar la industria 4.0 y las soluciones de inteligencia artificial a la pequeña y mediana empresa para mejorar sus procesos y hacerlas más eficientes y competitivas. Este tipo de tecnologías pueden resultar poco accesibles para las pymes, pero uno de nuestros objetivos es lanzar soluciones que permitan ser accesibles para estas, lo que llamamos democratizar la tecnología.

Como reconocimientos, la empresa ha sido  premiada tanto en la fase 1 como en la fase 2 de la aceleración Minerva 2021 con por su desempeño e hitos de negocio alcanzados.

Tambien ha  ganado  los Premios Emprende e Innova de la Diputación de Jaén 2021.

¿Cómo surgió la Idea?

–Oslice nace en octubre de 2020, aunque la idea empezó a rondar a principio de año durante el confinamiento. Cada uno de los promotores que formamos Oslice contábamos con una gran experiencia en el sector industrial, cada uno especialista en su campo. Vimos que había un gran potencial integrando estos conocimientos en un mismo equipo y que podíamos ofrecer muchas soluciones tecnológicas a la industria para mejorar sus procesos y empujarla hacia la industria 4.0. Esto sumado a nuestra inquietud dio lugar en octubre de 2020 a dar el paso y constituir Oslice Technology.

¿Qué importancia le dais a la innovación?

–La innovación forma un papel fundamental en las empresas hoy en día para adaptarse a las necesidades de la sociedad y ser más competitivas. Como innovación hemos desarrollado un sistema de captación de datos para maquinaria industrial fácil de integrar y que permite conectar equipos productivos a la nube para monitorización de una forma fácil y personalizable, todo ello mediante un desarrollo electrónico propio.

Por otro lado, en colaboración con un clúster tecnológico de empresas, del que formamos parte, estamos desarrollando varios proyectos de innovación en el sector hortofrutícola usando tecnología de visión artificial.

¿Cómo le ha afectado la crisis a su empresa? y en general al sector industrial?

–El principal problema que estamos sufriendo es debido a la crisis de componentes y materias primas. La escasez de componentes electrónicos nos esta suponiendo un grave problema para poder cumplir en plazo con las necesidades de nuestros clientes, ello nos lleva continuamente a buscar alternativas entre diferentes proveedores para intentar reducir los plazos de entrega. Lo que nos supone un coste adicional ya que debemos dedicar más tiempo para seleccionar los componentes necesarios para los proyectos y en algunos casos debemos seleccionar componentes con capacidades superiores a las requeridas por el proyecto por el simple hecho de estos tener un plazo de entrega menor, todo ello sumado supone un sobrecoste adicional que debemos compartir con el cliente, lo que repercute directamente en los beneficios del proyecto.

Por otro lado, la subida de precios generalizada de componentes y materias primas sumado a la especulación con algunos componentes debido a la poca oferta y mucha demanda lastra la ejecución de ciertos proyectos.

¿Y en general en el sector industrial?

–Las inversiones en ciertos sectores industriales en general se han visto frenadas desde el inicio de la pandemia sobre todo las que tiene que ver con la innovación, en este campo las aplicaciones relacionadas con la visión artificial han estado un poco frenadas pero el sector ya empieza a moverse de nuevo en esta dirección, también motivado por la inyección de dinero de fondos europeos que se prevé para subvenciones y ayudas para la digitalización y modernización de la industria.

También es cierto que la crisis de componentes nos ha beneficiado en el sentido de que industrias en las que se planteaban renovar equipos productivos y maquinaria, debido a los largos plazos de entrega que les daban los proveedores, les resultan inviables, de modo que surgió una nueva línea para nosotros llamada “Retrofit” que consiste en actualizar maquinaria algo desfasada tecnológicamente para darle una segunda vida e integrarla directamente en la industria 4.0. Hay máquinas, por ejemplo en sector textil del plástico que son buenas mecánicamente  pero cuya electrónica esta  desfasada y se pueden actualizar contribuyendo al proceso de economía circular, del que tanto se habla actualmente. Este proceso en algunas ocasiones a resultado más rápido y por lo tanto viable para el cliente que la adquisición de nueva maquinaria.

¿Cómo valora el papel del la administración pública?

–En nuestro caso particular hemos recibido mucha ayuda de la administración pública a nivel local y regional.

Empezamos con una oficina en Jaén cedida por el CADE de la universidad de Jaén y finalmente nos hemos establecido en Alcalá la Real gracias en parte al gran apoyo recibido por el Ayuntamiento y al área de desarrollo de Alcalá. Este cuenta con un vivero municipal de empresas con unas magníficas instalaciones para fomentar el crecimiento empresarial donde nos han cedido una oficina con muy buenas condiciones. También existe una amplia oferta de suelo industrial para satisfacer necesidades futuras.

Si es cierto que a nivel burocrático queda mucho por mejorar, por ejemplo, en el momento de constitución de la empresa vimos un gran cuello de botella, ya que fue es un proceso complejo y más lento de lo que cabría esperar. Una vez constituidos empezamos a experimentar el gran coste económico en materia de impuestos, laboral, contable y fiscal que supone mantener una empresa, algo difícil de soportar durante los inicios. En este punto España le queda mucho que mejorar respecto a países vecinos.

Iniciativas como la aceleradora de empresa Minerva en la que hemos participado ayudan enormemente a consolidar cualquier idea de emprendimiento empresarial.

 

Marcos González Lozano. Socio promotor de Oslice Technology

Marcos González Lozano, socio promotor de OSLICE Technology es un jienense de 30 años graduado en Ingeniería Mecánica por la Universidad de Jaén y cuenta con diversos cursos formativos relacionados con los procesos de transformado de polímeros.

Ejerce labores comerciales, diseñador mecánico y especialista en aplicaciones del sector plástico y textil.

En una primera etapa laboral adquirió gran experiencia en el diseño mecánico de maquinaria posteriormente pasó a la industria a nivel de dirección de producción en una empresa textil del sector del plástico. Siempre ha sido una persona inquieta con aspiraciones de formar algo propio, perfil que comparto con el resto de socios que componen Oslice. Apasionado de la industria y la ingeniería en general desde pequeño: “Recuerdo pasar horas viendo programas de televisión de este tipo que despertaban en mí una gran curiosidad. Con el tiempo esta curiosidad se convirtió en un hobby del que hice mi profesión”.

 

Ficha de la empresa

nombre  Oslice Technology 

año de fundación  2020 

sede  Alcalá La Real (Jaén)

sector productivo Industrial

facturación  200.000 € en 2021 proyección de 400.000 € en 2022.

empleados 5 con perspectivas de aumentar  a 7-8 este año.  

expansión Ampliar a una nave industrial junto a nuestras oficinas.  Nuestro objetivo es diversificarnos aún más por todo el territorio nacional y por el resto de Europa por donde ya tenemos algún cliente

web https://oslice.es/

twitter https://twitter.com/OsliceL

linkedin https://www.linkedin.com/company/oslice-technology/

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Democratizar la tecnología

La llamada Industria 4.0 o cuarta revolución industrial implica  una nueva forma de producción industrial que combina técnicas avanzadas de producción y operaciones con tecnologías inteligentes lo que implica la aparición de nuevas tecnologías como la robótica, la analítica, la inteligencia artificial, o el Internet de las cosas, entre otras.

El potencial de esta cuarta revolución industrial es enorme; no sólo está afectando a los procesos de fabricación. Su alcance es mucho más amplio, afectando a todas las industrias y sectores e incluso a la sociedad. La industria 4.0 puede mejorar las operaciones de negocio y el crecimiento de los ingresos, transformado los productos, la cadena de suministro y las expectativas de los clientes. Es probable que dicha revolución cambie la forma en que hacemos las cosas, pero también podría afectar cómo los clientes interactúan con ellas y las experiencias que esperan tener mientras interactúan con las empresas. Muchas grandes empresas están inmersas en este proceso de transformación de su producción pero para las pequeñas y medianas empresas industriales resulta difícil acceder a estos cambios que, por otro lado, resultan imprescindibles para mejorar los procesos y continuar con la activad en un mercado competitivo y globalizado.

Con esta visión nació en Jaén hace menos de dos años Oslice Technolgy, una empresa emergente formada por un grupo de jóvenes que se dieron cuenta de que integrando sus conocimientos y experiencias en distintos campos industriales y tecnológicos podía aportar las soluciones que las Pymes industriales necesitan para dar el salto a la industria 4.0.

Se han centrado de momento en el sector textil del plástico, han tenido varios reconocimientos y  este éxito les está impulsando a una expansión importante en la que prevén, ampliar las instalaciones, llegar a nuevos mercados y doblar la facturación en este año.

Uno de sus desarrollos más demandados es la implementación de un control de calidad basado en visión artificial, mucho más rápido y eficiente que los métodos tradicionales. La visión artificial es, además una tecnología que puede emplearse en el sector hortofrutícola para el que están desarrollando varios proyectos.

Un caso de éxito de una empresa que surge de la visión de varios jóvenes especialistas en distintas ramas tecnológica e industriales a los que une la inquietud emprendedora, con lo que están consiguiendo no sólo ampliar sus propios horizontes profesionales sino ayudar a empresas que necesitan acceder a la tecnología más avanzada para seguir en el mercado creando  empleo y riqueza de la que se beneficia toda la sociedad.

TE RECOMENDAMOS