Quantcast
El tiempo en: El Puerto
Jueves 01/12/2022  

Acento andaluz

Histéricos, victimistas y suavones

Dentro de tres lunes, ya sabremos el dictamen de los andaluces. ¿Gobernará Juan Manuel Moreno Bonilla en solitario o en coalición con Vox? ¿O lo hará...

Publicado: 29/05/2022 ·
23:03
· Actualizado: 29/05/2022 · 23:03
  • Foto de archivo de elecciones en Andalucía.
Autor

Fernando Pérez Monguió

Presentador de 'Acento Andaluz' en 7 Televisión y jefe de informativos de la Cadena SER Andalucía

Acento andaluz

Fernando Pérez Monguió analiza en este espacio la actualidad andaluza, con fibra progresista y corazón social

VISITAR BLOG

Dentro de tres lunes, ya sabremos el dictamen de los andaluces. ¿Gobernará Juan Manuel Moreno Bonilla en solitario o en coalición con Vox? ¿O lo hará el candidato socialista Juan Espadas si el PSOE y la izquierda alternativa consiguen movilizar al electorado progresista? Ésas son las dos de las grandes preguntas que responderán las urnas el próximo 19 J, pero hasta ese día creo que nuestros candidatos y sus guardias pretorianas nos van a regalar grandes perlas, exabruptos, salidas de tono, mensajes sorprendentes y estrategias de primero de parvulario. Sólo hay que echar un vistazo a la larguísima precampaña electoral que nos están regalando.

Empecemos por analizar al candidato popular a la reelección que parece estar más inquieto que ninguno o, al menos, está actuando alejado a su perfil habitual institucional y moderado en las formas y en el fondo de sus mensajes. Su primer movimiento fue presentar estas elecciones como un plebiscito entre Espadas y un gobierno Frankenstein -en referencia a los numerosos partidos de la izquierda- y él; luego deslizando -en un error de bulto, a mi juicio- que repetirá elecciones si no logra un resultado que le permita tener un gobierno estable, y, por último, rechazando que vayan a gobernar con un partido que no cree en el Estado de las autonomías, cuando 24 horas antes intentó echar un cable a la candidata de Vox al pedir a la Junta Electoral que por “una cuestión administrativa” no impidieran a Macarena Olona concurrir en las elecciones. Demasiados nervios o conductas inesperadas de quien se ve vencedor de las elecciones.

Si Moreno está irreconocible, la que sí que está reconocible es Olona moviéndose como nadie por el barro del victimismo sin que ninguna autoridad le afee su tramposo empadronamiento. Juan Marín, por su parte, intenta hacer creer al electorado que votar a Cs no es tirar tu sufragio a la basura, aunque la evidencia se imponga a los deseos de resurrección.

Y se mire por donde se mire, podremos decir que la izquierda está reconocible por su tenacidad para implosionar, pero al mismo tiempo está irreconocible porque el PSOE ya ha dejado de ser el oso que hibernaba entre elecciones, como acertadamente dijo años atrás el ahora vicepresidente del Congreso, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Ahora ya ni se despierta ante el calambrazo electoral. Y la izquierda a la izquierda de los socialistas -Por Andalucía y Adelante Andalucía- con meteduras de pata históricas y con decisiones de la Junta Electoral que les han amputado a ambos su capacidad y sus expectativas electorales.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN